Sin Categoría

Para empezar

Porque escribir no solamente es ponerse a teclear, a plasmar palabras sobre una pantalla o un folio si no que también es imaginarte una historia, hacerla creíble e intentar cambiar, con ella, la realidad. Una herramienta de transformación personal y social. Más allá de la mitad de mi vida (pues no creo que llegue a vivir 99 años) me he encontrado, en mi profesión, que por muy rigurosos y técnicos que sean los informes (médicos, psicológicos, jurídicos, etc) lo importante para que consigan su objetivo es que cuenten una buena historia. Esto no se suele enseñar en las Universidades, donde se empeñan en que incluyamos principalmente los resultados de las pruebas y herramientas diagnósticas efectuadas o en que fundamentemos con leyes y jurisprudencia, la realidad que queremos defender. Se olvidan de hablarnos acerca de los beneficios de construir una buena trama, de los encantos de la poesía (y el poder de atracción de los cantos de sirena), del influjo subliminal de la rima y la sonoridad, del necesario desenlace…,  que entre otros recursos hacen más creíble cualquier verdad. Podría parecer según esto que hablamos de valernos de la literatura como engaño, yo hablo de sumar, de completar la visión, de conmover, también, ¿porqué no?, si algo consiguen la literatura y la música es apelar a los sentimientos y emociones y, al incluirlos, volver cualquier acción más humana. También hablo y quiero hablar mucho más de aquí en adelante, de cómo la ficción, que no deja de ser también verdad, aunque aún no esté escrita, está detrás de todo. Incluso del amor. Dicho lo dicho, creo que he encontrado esa primera entrada que hacía tiempo andaba buscando para este deseado Blog en el que podréis encontrarme, espero que a menudo, si es que finalmente soy capaz de ajustarme a la exigencia que se desprende de su nombre “Periódika”. Bienvenidas, bienvenidos.

1 thought on “Para empezar”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *